Rotura del tendón de Aquiles

¿Qué es el tendón de Aquiles?

Es la unión miotendinosa en el calcaneo de triceps sural (gemelos + sóleo), lo podemos encontrar en la parte posterior de la pierna. Su morfología es muy fibrosa y palpable

Encargado de transmitir la fuerza producida por ambos músculos en la flexión y extensión del tobillo.

Tipos de rotura

  • Rotura parcial, parte del tendón se ve afectado pero existe una parte que sigue “unida”. Se puede dividir en:

  • Grado I o desgarro

  • Grado II, aunque no se ha producido una rotura por completo, se han afectado muchas fibras del tendón.

  • Rotura total, se ha perdido la continuidad del tendón.

Causas

Cuando en esa flexión o extensión de tobillo se produce una fuerza que sobrepasa al tendón, se produce una rotura. Entre las posibles causas destacamos:

  • Estiramiento del tendón, se sobrepasa el limite de elasticidad del tendón produciendo una rotura.

  • Sobrecarga, hemos utilizado demasiado el tendón y por lo tanto en un movimiento brusco se acaba rompiendo.

  • Caída o traumatismo, como puede ser un salto.

Factores de riesgo

  • Obesidad, si tenemos unos kilos de más, es probable que nuestro tendón no esté adaptado a nuestra actividad física.

  • Edad, la rotura es mas frecuente en personas de 30 – 40 años.

  • Sexo, es una lesión mas frecuente en hombres que en mujeres.

  • Tipo de deporte, como es el caso del runners, futbol , tenis.

  • Infiltraciones, especialmente de esteroides. Muy común en el ámbito médico, para reducir dolor e inflamación. Hacen que vayan debilitando y calcificando el tendón y por lo tanto sea mas propenso a romperse.

Síntomas

  • Sensación de pedrada en la parte posterior de la pierna, sensación de golpe o signo del hachazo.

  • Dolor a la palpación y al movimiento

  • Hinchazon y edema

  • Hematoma o sangrado

  • Limitación de movimiento, dificultad para ponerse de puntillas.

Tratamiento

En la mayoría de los casos el tratamiento es quirúrgico. Es decir que algunos pacientes su tratamiento es conservador, consiguiendo muy buenos resultados.

  1. TRATAMIENTO CONSERVADOR (SIN CIRUGÍA)

El tratamiento conservador se realiza cuando la rotura del tendón es pequeña (normalmente grado 1). Existen algunas fibras afectadas, por lo que el tratamiento irá enfocado a reducir dolor, bajar inflamación y readaptar el tendón. El tratamiento consistirá en:

  • Terapia manual, basada en movilizaciones articulares de tobillo.

  • Agentes físicos (ultrasonido, electroterapia, laser...) para bajar inflamación y ayudar a estimular la regeneración del tejido.

  • Ejercicio terapéutico, adaptado a cada paciente:

  • Isometricos, para modular el dolor y evitar atrofias en los primeros inicios

  • Concentrico-Excentrico para ayudar a regenerar y a readaptar.


2. TRATAMIENTO CIRUGÍA + FISIOTERAPIA

La rotura ha sido grado II o rotura total, por lo que ha sido necesario la intervención quirúrgica. El tratamiento debe comenzar desde la primera semana, pero con cuidado.

Lo primero que se hará será inmovilizar unas 3-4 semanas sin apoyar, las dos primeras semanas con un yeso en 90º y luego con una bota Walker. Esa bota tendrá limitación de movimiento para ayudar a la cicatrización del tendón de Aquiles. Durante esas semanas, podemos realizar movimientos suaves de los dedos y articulaciones perifericas como cadera para evitar que se atrofie la musculatura.

A partir de ese momento, seguirás con la bota pero el médico te permitirá ir apoyando poco a poco, incluso te modificará los grados del tobillo. En este momento es cuando debemos comenzar con la fisioterapia.


El ejercicio terapéutico es lo mas importante junto a la movilidad de tobillo, comenzaremos con ejercicios isometricos para luego comenzar a meter ejercicios con bandas elásticas de flexión plantar y dorsal.


El tratamiento de la cicatriz será fundamental a la hora del tratamiento con el fisioterapeuta, una cicatriz mal curada puede hacer que en un futuro suframos problemas de movilidad, debido a las adherencias.

A partir de la semana 5ª es posible que pueda comenzar con la bicicleta estática, es ese momento es cuando es posible que podamos quitar la bota Walker (se recomienda entre la 5ª y 6ª semana).

La carrera se recomienda a partir de la semana 8ª o 10ª, dependiendo de cada paciente, y de la evolución que lleve.


Resumen: El tratamiento comenzará 4 semanas posterior a la operación, el 90% debe ir enfocado a ganar movilidad y al ejercicio terapeutico. El 10% restante utilizaremos tratamiento de ultrasonido, laser, tens, punción seca, etc.


Para cualquier sugerencia no dude en consultarnos, en FISIOONE, estaremos encantados de atenderle.

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo