Herpes; signo de deficiencia de este aminoácido

El herpes labial es causado por el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1) y puede aparecer frente a una situación de estrés o cuando el sistema inmunológico está debilitado.

Según las conclusiones de algunos estudios, se infiere que la lisina bloquea la arginina que el HSV-1 necesita para multiplicarse, reduciendo de esta manera la duración de la úlcera en la boca.



La lisina es un aminoácido exógeno, necesario para el buen funcionamiento del cuerpo. Sin embargo, no es producido por el cuerpo humano, sino que solo se toma del exterior, por ejemplo, en los alimentos.

La lisina ha ganado popularidad como remedio efectivo para el herpes. Con el tiempo, sin embargo, resultó que también puede ser utilizado con éxito por personas físicamente activas (principalmente haciendo ejercicio en el gimnasio) como una sustancia eficaz que apoya la regeneración y también construye tejido muscular.


Lisina: ¿Qué papel tiene en el cuerpo?

Esta sustancia se incluye en proteínas, entre otras en músculos, tendones y huesos. Participa en la síntesis de proteínas, contribuye a la producción de colágeno en el cuerpo. El nivel de absorción de calcio también depende de su nivel.

La lisina participa en el proceso de regeneración de tejidos, de ahí su papel que puede desempeñar si es utilizada por una persona físicamente activa. Por esta razón, se recomienda para las personas que vuelven a practicar deportes después de una lesión, ya que acelera la curación de los tejidos dañados. También contribuye al crecimiento de la masa muscular.


Lisina - Alimentos

Como se mencionó al principio, la lisina es una sustancia que el cuerpo humano no puede producir. Debido al hecho de que es necesario para su correcto funcionamiento, debe tomarse.

Puede apostar por preparaciones especiales, por ejemplo lisina en tabletas o cápsulas. Una amplia gama de este tipo de productos está disponible en el mercado. Sin embargo, es mejor buscar lisina en los alimentos, ya que los peces son ricos en lisina:


  • Vegetales: como las papas, la col, cebollas y los pimientos verdes y rojos.

  • Frutas: como el aguacate, los tomates, los mangos, duraznos y las peras.

  • Nueces, semillas y granos: entre ellas destacan la quinoa, los pistachos, las semillas de calabaza y las nueces de macadamia.

  • Pescado, ostras, camarones y caracoles.

  • Huevos.

  • Yogur, leche y mantequilla.

  • Carne de vaca, cerdo y pollo.

  • Legumbres


Lisina - síntomas de deficiencia

Vale la pena cuidar la cantidad correcta de lisina, porque su deficiencia tiene sus consecuencias. Además de la reducción estándar en el bienestar, estos incluyen: pérdida de cabello , desgaste muscular, falta de apetito y herpes. Afortunadamente, estas deficiencias se pueden llenar fácilmente. Sin embargo, debe recordarse que la lisina también puede sufrir una sobredosis. Su exceso produce malestar estomacal y diarrea.


Vale la pena recordar la lisina, especialmente durante esos períodos del año cuando la resistencia del cuerpo está expuesta a un aumento de los ataques de virus. Una buena idea usarlo junto con la vitamina C . El uso de ambas sustancias hace que el cuerpo produzca más anticuerpos, y también acorta o incluso previene infecciones.

La lisina es necesaria para todas las personas para el buen funcionamiento del cuerpo, independientemente de si es físicamente activa o no. También vale la pena recordar que este no es un remedio para el herpes: su apariencia indica una deficiencia de lisina, que debe complementarse con dieta o suplementos para disfrutar de una buena salud.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo