Escoliosis

La escoliosis es un problema médico que causa una curvatura hacia los lados de la columna vertebral. La curvatura puede tener forma de “S” o “C”. En la mayoría de los casos, no se sabe qué causa esta curvatura. Con frecuencia, las curvaturas siguen los patrones que se han estudiado en pacientes anteriores (ver el diagrama "Patrones de curvatura de la columna vertebral").

Es posible que las personas con una curvatura leve sólo tengan que ir al médico para visitas de rutina. Sin embargo, algunas personas con escoliosis necesitan tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas?

La escoliosis es un problema médico en el que hay curvatura hacia los lados de la columna vertebral. Las señales de la escoliosis pueden incluir:

  • hombros asimétricos

  • cabeza fuera de centro

  • lados del cuerpo desnivelados

  • un lado de la caja torácica es más alto que el otro cuando se inclina hacia delante.

¿Cuáles son las causas?

En la mayoría de los casos, no se sabe qué causa la escoliosis. En algunos casos sí se conoce la causa.

Los médicos clasifican las curvaturas como:

  • No estructural, cuando la columna vertebral tiene una estructura normal y la curvatura es temporal. En estos casos, el médico intentará determinar y corregir la causa de la curvatura.

  • Estructural, cuando la columna vertebral tiene una curvatura permanente. La causa podría ser una enfermedad, un golpe, una infección, un defecto de nacimiento, o puede ser por una causa desconocida.

¿Hay alguna prueba?

Es posible que el fisioterapeuta haga lo siguiente para diagnosticar la escoliosis:

Historia médica para buscar si hay algún problema médico que podría estar causando la curvatura de la columna vertebral. Examen físico para ver la espalda, el pecho, la pelvis, las piernas, los pies y la piel. Radiografías para medir la curvatura de la columna vertebral. Esta información se usa para determinar cómo tratar la escoliosis.


¿Cómo se trata?

Es muy importante diagnosticar la escoliosis precozmente, y comenzar un tratamiento de Fisioterapia lo antes posible, para disminuir su avance e incluso llegar a corregirla, de forma parcial o total, evitando así el tratamiento quirúrgico.

La Fisioterapia ofrece varios tipos de tratamientos, que se combinarán con el tratamiento ortopédico (corsé) en algunos casos:

  • Método Klapp: Se basa en la creencia de que la escoliosis es una patología de la bipedestación. Por eso desarrolla un sistema de trabajo en descarga de la columna vertebral; se compone de una serie de posturas y de movimientos en cuadrupeda.

  • Fisioterapia clásica: Estiramientos y ejercicios que pretenderán flexibilizar y fortalecer la columna vertebral aumentando su propiocepción.

  • Reeducación Postural Global (RPG): es posiblemente, el tratamiento de Fisioterapia más efectivo para las escoliosis. Consiste en posturas de estiramiento globales. El tratamiento es suave, progresivo y activo.

  • Uso de un corsé ortopédico (braguero). Los médicos podrían recomendar el uso de un corsé ortopédico para evitar que la curvatura empeore si el niño aún está creciendo y tiene una curvatura moderada. Los corsés ortopédicos se seleccionan según el problema específico de la curvatura y se ajustan a cada paciente. Es necesario usar los corsés ortopédicos todos los días durante el número total de horas que indica el médico.

  • Cirugía. Los médicos pueden recurrir a la cirugía si el niño aún está creciendo y la curvatura es severa y continúa empeorando. Muchas veces, la cirugía implica la fusión de dos o más huesos de la columna vertebral. El médico también puede colocar una varilla de metal u otro aparato que ayude a mantener recta a la columna después de la cirugía.

Se debe buscar la opinión de por lo menos dos expertos y preguntar sobre los beneficios y los riesgos de la cirugía.


Para cualquier sugerencia no dude en consultarnos, en FISIOONE, estaremos encantados de atenderle.

483 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo