Calambre muscular

Un espasmo muscular (también llamado calambre) es una contracción involuntaria de un músculo, el cual se tensa de manera rápida y brusca y forma un bulto duro. Los espasmos musculares son muy dolorosos. Estos se pueden presentar en cualquier músculo del cuerpo, pero a menudo se producen en las piernas. Cuando un músculo está en espasmo, se contrae sin control y no se relaja.

Los calambres musculares generalmente ocurren después del ejercicio intenso o durante el embarazo. También pueden ser provocados por ciertos medicamentos,

deshidratación, bajos niveles de calcio o magnesio u otras condiciones de salud.


¿Cuál es la causa de un espasmo muscular?

Un espasmo muscular se produce debido a la irritación de las fibras musculares. Algunas situaciones pueden favorecer la aparición de un espasmo muscular, por ejemplo:

  • Una lesión

  • El ejercicio físico intenso

  • El gran cansancio muscular

  • Un músculo que se mantiene en la misma posición durante mucho tiempo

  • La deshidratación

  • La falta de ciertos minerales en el cuerpo (sodio, potasio, calcio, magnesio...)

  • Determinados medicamentos

  • Ciertas afecciones médicas, como la insuficiencia renal o la diabetes


Cómo calmar un espasmo muscular

Casi siempre, los espasmos musculares aparecen y desaparecen rápidamente. Cuando se contraiga el músculo, estírelo muy suavemente y hágale masajes. Eso ayudará a calmar las fibras musculares. Luego, descanse el músculo.


Prevención de espasmos musculares

Según cuál sea la causa de los espasmos, tal vez usted pueda prevenirlos. Consulte a su médico o fisioterapeuta sobre los pasos que debe seguir para evitarlos. Usted puede:

  • Beber suficiente líquido para no deshidratarse, en especial cuando hace ejercicio.

  • Tomar suplementos de vitaminas o minerales.

  • Hacer actividad física periódicamente.

  • Estirar sus músculos periódicamente.

  • Tomar un relajante muscular de venta bajo receta.

Consuma más líquidos para ayudar a prevenir espasmos musculares causados por la deshidratación. Las bebidas deportivas pueden ayudar a reemplazar los electrolitos que pierde durante el ejercicio por la sudoración. Pregunte a su médico sobre la cantidad de líquido que necesita tomar todos los días y cuáles le recomienda.


Consuma alimentos saludables como frutas, verduras, granos integrales, productos lácteos bajos en grasa y proteínas bajas en grasa (carne magra, legumbres y pescado). Si está embarazada, pregúntele a su médico qué alimentos son ricos en magnesio y sodio. Estos pueden ayudar para aliviar los calambres durante el embarazo.


Para cualquier sugerencia no dude en consultarnos, en FISIOONE, estaremos encantados de atenderle.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo